Content curator, curador de contenidos y otras “enfermedades” 80


content curatorComo a Isabel Paz, a mí también me gusta analizar por qué llamamos a las cosas de determinadas maneras. Dos ejemplos que están a la orden del día: Community Manager (gestor o responsable de comunidades, según Fundéu) y Content Curator (responsable de contenidos, según Fundéu). Y precisamente sobre este último os quiero hablar hoy.

Es habitual oír hablar de “curador de contenidos” para referirse a este perfil. Y uno se pregunta: ¿acaso están enfermos los contenidos? Esta expresión tan malsonante en castellano viene de la traducción literal de la expresión en inglés. Lo que pasa es que el significado de “curator” en inglés no debería traducirse literalmente por “curador” (por algo hay traductores, porque lo de traducir es un arte).

El diccionario Merriam-Webster nos saca de dudas:

Curator: one who has the care and superintendence of something; especially : one in charge of a museum, zoo, or other place of exhibit.

El origen de esta palabra lo encontramos en el latín: curare, cura.

Y como explica Isabel en su blog:

“Si en inglés “curator” sería conservador o mediador; en castellano encontraríamos la expresión “tener cura”, en el sentido de “posibilidad de curarse”; y en catalán “tenir cura” nos acercaría un poco más al inglés porque hace referencia a “prestar atención, en el sentido de velar por el bien y el buen estado de algo o de alguien”.”

Por tanto, el Content Curator sería la persona que se encarga de cuidar (que no curar) el contenido. Explica  Fundéu que:

El término curador aparece recogido en el Diccionario académico con distintas acepciones, pero ninguna de ellas se ajusta al papel que desempeña esta figura profesional.

De ahí que recomiende hablar de responsable de contenidos, editor de contenidos o gestor de contenidos, expresiones que nos resultan muy familiares. Y es que la figura del Content Curator no es tan nueva como puede parecer a simple vista. Analicemos sus funciones y veréis por qué lo digo.

Dolors Reig los define como “profesionales, internos o externos, especialmente implicados con el conocimiento y que asesorarán sobre la información más relevante en el sector” y se refiere a ellos como “intermediarios críticos del conocimiento”.

Eva Sanagustín dice que “es alguien que conoce los contenidos más relevantes sobre un tema concreto y que los comparte ejerciendo de filtro”. Y propone una reflexión: “Dicho así, ¿periodistas, bloggers o tuiteros podrían encajar en esta nueva profesión (si es que ya podemos considerarla como tal)?”. Responde que “quizá algunos” y aclara que “la labor de un content curator consiste en algo más que recopilar enlaces o retuitear a otras personas. Es alguien que investiga y se documenta para conseguir el mejor contenido, que organiza la información para distribuirla.”

Como explica Eva: “Hace unos años podríamos llamarle editor pero ahora que los consumidores están rodeados por un exceso de información y que la atención ya no es lo que era, la labor de un content curator es muy apreciada por las personas que le siguen… y por las empresas.”

Quizá por eso precisamente, por no ser algo nuevo, es por lo que ahora preferimos llamarlo Content Curator, para darle empaque y que vista más. Por aquello de que en inglés parece que las cosas suenen mejor. Un poco en la línea del Content Marketing que, como comenté aquí en una ocasión, para mí no deja de ser una forma de redacción digital.

Más allá de la forma de llamarlo, lo que está claro es que esta tarea de búsqueda y filtrado de información es esencial en un contexto infoxicado como el actual. Si queréis profundizar en las funciones del gestor de contenidos, os recomiendo la serie de posts de Dokumentalistas que descubro a través de Txus Cruz, en la que descubriréis los orígenes de este perfil, y este artículo de On Branding.

Todo esto me lleva a dos conclusiones finales:

  • Muchos de los nuevos perfiles de los que hablamos son más bien funciones que alguien debería asumir en la organización. De hecho, varios de estos roles pueden recaer sobre una misma persona (sería la tesis del libro Perfiles profesionales 2.0 evolucionada: sí, todo cambia).
  • Muchos de estos perfiles no son nuevos, sino “reinventados”. Algunos ya existían y ahora se adaptan al contexto digital.

80 thoughts on “Content curator, curador de contenidos y otras “enfermedades”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Aviso: al hacer un comentario aceptas que se instale una cookie en tu navegador. Eso significa que se guardarán algunos datos de navegación de forma anónima para mejorar tu experiencia de usuario.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>