Consejos para una dieta informativa saludable: cómo organizar los contenidos de Internet 2


Share
ordenar feeds

Stuart Miles – FreeDigitalPhotos

Hace unos días compartía algunos enlaces para estar al día en comunicación y relaciones públicas. Una buena selección de fuentes informativas es indispensable para sobrevivir a la infoxicación actual pero saber cómo ordenar y guardar aquellos contenidos que nos interesan es otro aspecto esencial para tener una dieta informativa saludable.

Clay Johnson fue el primero en hablar de la dieta informativa en el libro Information Diet, donde ofrece algunos consejos para evitar el empacho informativo y luchar contra la glotonería de contenidos que muchos padecemos actualmente ante la abundancia de WhatsApps, tuits, descargas, vídeos, noticias…, que consumimos a diario.

Hay herramientas que nos ayudan a seleccionar los contenidos que consideramos imprescindibles para nuestra dieta y otras que nos hacen más fácil la tarea de ordenar los recursos que queremos guardar porque creemos que pueden sernos útiles en el futuro. Aquí tenéis algunas recomendaciones, basadas en mi experiencia personal.

Para leer los contenidos que nos interesan:

  • Feedly: el sustituto por excelencia del desaparecido Google Reader.
  • Netvibes: otro lector de RSS, ideal para crear escritorios de seguimiento de menciones sobre una marca o tema.
  • Flipboard: para leer las actualizaciones de tus amigos en redes sociales y tus RSS favoritos en formato revista. Otras aplicaciones similares son Zite y Pulse. Os dejo una comparativa de estos servicios.
  • Twitter: para mí esta red social también funciona como filtro de contenidos. Si sigues a las personas clave de tu sector y te creas buenas listas, no se te escapará ninguna noticia relevante. Si un tuit me parece interesante y quiero guardarlo para leerlo más tarde, lo marco como favorito.
  • Pocket (antes llamado Read it later) es una buena aplicación para guardar los artículos, vídeos y contenidos que encuentras mientras navegas por la Red y que quieres leer/ ver más tarde. Otra opción es Instapaper.

Para organizar la información y poder recuperarla fácilmente luego (¡siempre que la etiquetéis bien!):

  • Delicious: los favoritos en línea por excelencia. El servicio ha tenido sus momentos bajos, pero ahora parece que se está recuperando. A mí me encanta.
  • Evernote: ideal para guardar marcadores, notas, capturas de pantalla… mientras navegamos por Internet. Recomiendo instalarse la extensión de navegador así como descargar la aplicación en todos los dispositivos que uséis habitualmente. Se sincroniza de forma automática, así que siempre tendréis todo el material a un solo clic.
  • Scoop.it permite guardar los contenidos digitales en tablones, etiquetada y con notas. Si instaláis la extensión del navegador, el proceso es rápido y sencillo.
  • Pinterest: sí, es una red social, pero podéis crear tablones para recopilar infografías, vídeos e imágenes. Yo guardo infografías, citas, CV digitales

En la sección de la blogosfera de #OndaClub de esta semana he explicado mi rutina informativa diaria y cómo organizo la información que voy descubriendo en la Red. Aquí tenéis el podcast:

Y si queréis saber cómo organizan su rutina informativa otros bloggers:

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

2 thoughts on “Consejos para una dieta informativa saludable: cómo organizar los contenidos de Internet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario