¿Qué influencers le interesan a mi empresa? 2


TwitterWhatsAppLinkedInPinterestFacebookMeneameGoogle GmailEmailPrint

Justo estos días estamos debatiendo en el marco de la asignatura Introducción a las relaciones públicas de la UOC sobre el papel de los influencers. Sí, en #CarnavalRRPP también. Vaya, que estoy monotemática.

Uno de las estudiantes del curso, Carlos Pacheco, compartía este vídeo a través de Twitter:

Tras verlo, tanto él como otros compañeros del curso manifestaban su sorpresa. El vídeo explica la historia de cinco adolescentes que suman más de 400.000 seguidores en Twitter. “Son maestros de los 140 caracteres y las marcas se los rifan”, explica el reportero. ¿Su poder? Pueden conseguir que cualquier palabra sea trending topic. Y para muestra, nada mejor que un experimento a tiempo real: escogen una palabra al azar de un libro, sale #Venus, todos se ponen a tuitearla como locos y “en menos de 10 minutos consiguen superar el millar de menciones”.

¡Genial! #Venus se ha convertido en tema del momento. Como experimento, no está mal: demuestra que cualquier palabra puede convertirse en trending topic, aunque esté vacía de contenido. Porque en realidad, en este caso, #Venus no significa nada.

Supongo que por deformación profesional, tras ver este vídeo me planteo muchas preguntas: ¿a qué marcas les puede ser útil el superpoder de estos jóvenes?, ¿qué valor tiene un trending topic?, ¿les pagarán las marcas por el número de menciones, por el tiempo que mantengan el tema de moda o en qué criterios se basarán?

Hace algunas semanas, al inicio del segundo #CarnavalRRPP, reflexionaba sobre si influencia y autoridad van de la mano. Si repasamos el informe Estatus 2014 del Marketing de Influencers, recientemente publicado por Augure, vemos que para los más de 600 profesionales de la comunicación y del marketing que han participado en el estudio, un influencer es:

Y consideran que hay dos características que NO hacen que una persona sea influencer: el hecho de ser famoso (solo para un 23% fama es igual a influencer) y el de tener un Klout alto (solo el 9% lo considera un referente para medir la influencia).

Porque el Klout mide la actividad en redes sociales. La notoriedad, según Rafael Méndez Parra. Pero no la influencia, aunque ellos aseguran que sí: “The Klout Score isn’t the average of your influence across all your networks, it’s the accumulation”. Un ejemplo: probad a estar una semana sin actualizar vuestros perfiles en redes sociales y veréis cómo vuestro Klout cae en picado; aumentad la actividad y empezará a subir como la espuma. Pablo Canedo es tajante y asegura que Klout ha muerto.

Para saber a qué marcas les puede interesar el poder de estos jóvenes que protagonizan el vídeo habría que analizar sus perfiles y el de sus seguidores. Si coinciden con el público al que se dirige la marca, entonces estupendo, sino, por mucho alcance que puedan tener sus tuits, poco beneficio le reportarán a la marca en cuestión.

Así que, una vez más, la clave está en tener claros los objetivos que busca la marca y a qué públicos se dirige, como comentan Miguel Ángel Mesón, Alfonso González Herrero y Patricia de Andrés en sus posts para #CarnavalRRPP. Hay que ponerse en el lugar de tus seguidores, como recomienda Carlos Molina. Sí, de nuevo hablamos de estrategia, la palabra clave para lograr la efectividad en comunicación y en prácticamente cualquier aspecto de la vida.

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

2 thoughts on “¿Qué influencers le interesan a mi empresa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario