«La influencia no se mide al peso ni por el número de seguidores”. Hablando de «Relaciones públicas 2.1» en Cuarto Poder 0


Share

cuarto-poder

La periodista Bárbara Yuste me invitó a responder unas preguntas para un artículo que preparaba para su blog «Enlazando redes» en Cuartopoder. (¡Gracias, Bárbara!). La sorpresa ha sido descubrir que hemos compartido conversaciones con David Martínez y que Relaciones públicas 2.1 está requetebién acompañado por Comunicación pop.

Tal y como ha hecho David en su blog, aquí tenéis las respuestas completas que le envié a Bárbara para preparar este artículo.

  • ¿Por qué es hoy tan importante gestionar nuestra reputación online? Y la de las empresas?

Todos tenemos una reputación digital, aunque no seamos conscientes de ello. Reputación es cómo nos ven los demás y se forman esa opinión a partir de lo que nosotros decimos y hacemos, y de lo que los demás dicen de nosotros (lo explico en este vídeo). Esto es aplicable tanto a personas como a empresas.

Internet nos permite participar activamente en la creación de esta opinión así que, ¿por qué no tomar la iniciativa y aprovechar esta oportunidad? Nunca había sido tan fácil explicar quiénes somos, qué hacemos, qué se nos da bien… En definitiva, darnos a conocer.

Esta facilidad para estar presentes y publicar contenidos hace que Internet se convierta también en un reto, porque cualquiera pueda hablar de nosotros y la Red es un nuevo entorno en el que hay que gestionar la reputación. No hemos de olvidar que nuestra reputación es una, que engloba la dimensión online y offline.

 

  • ¿Crees que está magnificado el concepto de marca personal? Realmente, es tan necesaria construirla? 

Creo que Internet nos brinda la oportunidad de ser visibles y de construir nuestra marca personal, que nos va a acompañar siempre. Nuestra marca personal es nuestra tarjeta de presentación y lo que nos distingue de los demás. En resumen, es un elemento clave de diferenciación, y diferenciarse esencial en el mercado laboral actual. Nuestra marca personal nos acompañará durante toda nuestra trayectoria profesional: ¡cuidémosla!

 

  • ¿Sobre qué pilares crees que debe construir hoy una empresa su plan de comunicación?

La estrategia de comunicación debería basarse en la diferenciación (por supuesto), la honestidad y la transparencia (que no es decirlo todo sino no mentir). Y cada vez es más importante también la personalización: no hemos de pensar en «públicos» de forma genérica sino en personas.

 

  • ¿Qué ingredientes hacen falta para llevar a cabo una comunicación efectiva?

No existen fórmulas mágicas, pero es esencial:

  • La escucha activa: sin escucha es imposible la conversación. Hay que realizar una monitorización regular de lo que se dice de nuestra marca.
  • La empatía
  • La personalización de los mensajes, los contenidos, los formatos
  • La agilidad a la hora de responder
  • La honestidad y la veracidad, indispensables para ganarse la confianza de nuestros interlocutores

 

  • ¿Qué lugar ocupan los contenidos y la actividad en RRSS en ese plan o estrategia de comunicación?

Los medios sociales son una herramienta excelente pero siempre combinada con las herramientas 1.0. Las plataformas digitales no sustituyen a las tradicionales, las complementan.

 

  • Se subraya mucho la necesidad de que las empresas recurran a los «influencers» para ampliar sus mensajes, ¿cómo debe ser un influencer? ¿qué características le definen?

La relación con personas influyentes no es nueva, lo único que hacemos es trasladar esta práctica al entorno online. Un influencer es una persona que tiene capacidad de influir en su comunidad y para lograr esa influencia creo que ha de saber mucho sobre el tema, dominarlo y demostrarlo. Desde mi punto de vista, un influencer no se autodesigna, sino que es la comunidad quien reconoce su conocimiento y experiencia.

¿Por qué le interesa un influencer a una empresa? Porque puede ayudarle a dar a conocer su marca, darle más visibilidad. Pero no nos confundamos: no se trata de «comprar» a los influyentes ni de que cualquier usuario con muchos seguidores en redes sociales hable de la marca, también aquí hace falta diseñar una estrategia. La clave está en tener claros los objetivos que busca la marca y a quién se dirige, en conocer a los usuarios que hablan de los temas que nos interesan y en hacer una buena selección de influencers. La influencia no se mide a peso ni por el número de seguidores.

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario