Predicar con el ejemplo: el caso de Peeple 1


Share

peeple

¡Qué importante es que la marca sea coherente y haga lo que dice! Lo hemos visto en casos como el Banco Europeo, que inauguró una nueva sede de 1.300 millones de euros cuando pedía a sus socios que se apretaran el cinturón. Y estos días lo estamos viendo con el engaño de Volkswagen y con el caso de Peeple. ¿No sabes de qué va esto de Peeple? ¡Pues sigue leyendo!

Peeple es una nueva aplicación que se presenta como el Yelp for people.  Sí, has leído bien: una app que permitirá reseñar y evaluar a las personas, como si de un TripAdvisor para seres humanos se tratase. El proyecto se presentó hace unos días y su lanzamiento está previsto para noviembre .

Como podéis imaginar, la polémica está servida. Nada más anunciarse, le han llovido las críticas negativas. A la gente no le gusta la idea de que otros lo valoren con estrellitas (cinco como máximo), como si fuera un producto. Las fundadoras dicen que no todo estará permitido: habrá que tener una cuenta de Facebook, usar la app con tu verdadero nombre y no se tolerarán comentarios peyorativos o sexistas. Esto implica que haya cierta moderación de los comentarios.

Pero no está del todo claro que Peeple sea capaz de llevar a cabo tal moderación, sobre todo después de que el mismo día en que The Washington Post se hiciera eco el proyecto, Julia Codray, una de las fundadoras,  preguntara en Facebook si alguien sabía cómo impedir que los usuarios publicaran comentarios en la página de una marca (en la fanpage de Peeple, concretamente):

 

«The founder of Peeple, the judging app, is upset that people are judging her online», escribió The Telegraph. Es irónico que la creadora de una app para valorar personas no esté dispuesta a recibir comentarios negativos sobre su proyecto. Una contradicción en toda regla. «If you can’t keep up with this page how in the hell are you going to be able to moderate this monstrosity once it is nationwide?», escribió un usuario en la fanpage de Peeple.

Parece que Codray olvidó que es importante predicar con el ejemplo. No parece estar de acuerdo con la idea de «que hablen de mí, aunque sea mal» (y eso que la aplicación está generando mucho ruido incluso antes de su lanzamiento). Será que, en el fondo, Peeple nace con buenas intenciones. Según Julia Codray, puede ser útil a la hora de elegir un(a) canguro que cuide de tus hijos, por ejemplo.

Veremos cómo avanza el proyecto y qué tal va el lanzamiento. De momento, el 28 de septiembre Peeple ya tenía un valor de 7,6 millones de dólares. Habrá que esperar a noviembre para ver qué pasa.

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

One thought on “Predicar con el ejemplo: el caso de Peeple

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario