Relación con influencers: el caso del IOT Congress #IOTSWC17 0


TwitterWhatsAppPinterestLinkedInMeneameGoogle GmailEmailPrintCompartir en

El año pasado asistí como blogger invitada al Internet of Things Solutions World Congress (#IoTSWC16). Fui a menos sesiones de las que me hubiera gustado (al final, lo urgente se impone muchas veces a lo importante…) pero disfruté mucho de la experiencia, así que cuando este año me propusieron asistir de nuevo como invitada no lo dudé. Bueno, miento, sí que dudé. Y ahora os explico por qué.

Cuando en 2016 contactaron conmigo a través de LinkedIn, y me invitaron a asistir y a hacer difusión del evento, no me pusieron condiciones por escrito. Con eso quiero decir que ambas partes entendimos en qué consistía el acuerdo, pero no firmamos ningún contrato: tuve claro que me invitaban para que les ayudara a difundir el congreso a cambio de poder asistir, y me pareció un buen trato.

Este año, allá por el mes de febrero, me escribieron para invitarme a la tercera edición de “uno de los eventos más atractivos sobre IoT”, que en esta ocasión se centrará en las aplicaciones del Internet de las cosas en sectores como el transporte, la salud, la energía y las infraestructuras, además de dar a conocer casos de éxito. A diferencia del año anterior, esta vez me decían: “si esta colaboración te parece interesante, contéstanos con tu propuesta y vemos si nos encaja a todos el acuerdo”. Así que me estaban pidiendo que concretara mis condiciones por adelantado y por escrito.

Muchos estaréis pensando que no tiene nada de extraño, pero a mí lo de firmar un contrato comprometiendo mis publicaciones en redes sociales no me convence. Y así se lo hice saber a la persona de Elogia que gestiona esta cuenta. Su respuesta me sorprendió gratamente: me decía lo que habían acordado con otros influencers (ya salió la palabra de moda) pero me daba libertad para hacer mi propia propuesta. Y así lo hice.

A grandes rasgos, me comprometía a hacer difusión pre-evento en Twitter y más esporádicamente en LinkedIn, un post antes del evento y, sobre todo, cobertura del congreso y posts de resumen a posteriori. Entiendo que a ellos les interesa dar a conocer el congreso antes de que se celebre, para atraer visitantes, pero a mí me interesa más hacer una crónica del evento que llenar mi blog de posts anunciando un congreso (algo que, por otra parte, no encajaría en la línea editorial de Blog-o-corp). Y llegamos a un acuerdo, lo pusimos por escrito, y desde entonces estamos colaborando.

Así que habréis visto que he publicado en Twitter y LinkedIn sobre el congreso, indicando que #yovoy a asistir. Y ahora os cuento todo esto en este post. Ante todo, transparencia con mis seguidores. Eso es algo que tengo muy claro.

Desde Elogia, nos envían semanalmente propuestas de contenido y material gráfico para compartir en redes sociales. Sugerencias sin presiones. Por poner un ejemplo: si quieres, puedes publicar los tuits tal cual te los envían; si lo prefieres, los personalizas y los haces tuyos. Me gusta cómo lo están gestionando.

El año pasado escribí estos tres posts tras mi asistencia al evento, además de tuitear en directo mis impresiones sobre las sesiones a las que asistí:

Y este año haré lo mismo: compartir con vosotros todos los contenidos sobre Internet of Things que me parezcan interesantes de las soluciones que se presenten, los testbeds, las conferencias y el resto de actividades que se organicen. Tengo especial interés en todo lo relacionado con blockchain, la interacción hombre-máquina, los edificios inteligentes, el transporte conectado y las aplicaciones en salud. Os animo a echarle un vistazo a los temas que se tratarán y al programa completo.

Bonus track

Un full congress pass a cambio de difusión de contenido. Me parece un buen trato. ¿Y sabéis qué? No hubiera aceptado la colaboración si la contraprestación hubiera sido económica: me siento más cómoda con el pago en especies. Sé que puede sorprender, en los tiempos que corren, pero mi blog es mío y yo decido qué publico y qué no. Yo decido de qué me apetece hablar y en qué términos. Yo decido si quiero publicidad o no.

Quizá sea una visión muy romántica de los blogs, pero Blog-o-corp es mi espacio, mi casa digital, y yo pongo las normas. Como les digo a las marcas que contactan conmigo: si tu producto/ servicio/ iniciativa me gusta, hablaré de ello; si no me gusta, no lo haré. En algunos casos, me han llegado a contestar: “¡wow!, ¿y no nos vas a cobrar?”, entre sorpresa e incredulidad. Qué le vamos a hacer, es mi manera de ver las cosas. ¡Bienvenidos a la república independiente de mi blog :)!

Actualización del 9/9/17: Gracias por la buena acogida de este post 🙂 Comparto a continuación algunas de vuestras reacciones en redes sociales:

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Aviso: al hacer un comentario aceptas que se instale una cookie en tu navegador. Eso significa que se guardarán algunos datos de navegación de forma anónima para mejorar tu experiencia de usuario.