Los buenos influencers trabajan duro 3


TwitterWhatsAppPinterestLinkedInMeneameGoogle GmailEmailPrintCompartir en

Comunidad, sinceridad, autenticidad, recomendación, velocidad, agilidad, interacción, escucha y capacidad de reacción. Son las palabras que más se repitieron en la tertulia sobre el papel de los influencers en la estrategia de social media que ayer grabamos en la UOC. ¿Sus protagonistas? Influencers y profesionales de la comunicación online, como no podía ser de otra manera.

Por un lado, Lluís Trillo, creativo y productor de experiencias de comunicación, nos explicó cómo surgió la idea de lanzar la Maratón de donantes de sangre 2.0, una campaña del Banc de Sang i Teixits de Catalunya basada en la relación con microinfluencers y que hace un par de semanas cerró su última edición.

Por el otro, Gina Tost, periodista especializada en tecnología y videojuegos, youtuber y cofundadora de la plataforma de promoción de apps Geenapp; y María José Cayuela, periodista, consultora de comunicación, bloguera y socia fundadora de The Blogs Family, una plataforma de blogs con contenidos para familias, compartieron su experiencia como influencers.

Y todos ellos reflexionaron sobre el papel de las redes sociales en la comunicación actual y cómo han cambiado la forma de relacionarse entre las marcas y los nuevos prescriptores digitales, conocidos como influencers. La prescripción siempre ha jugado un rol esencial en la comunicación estratégica, no es algo nuevo. ¿Dónde radica entonces la novedad? En la aparición de nuevos prescriptores: youtubers, igers, bloggers…, que se unen a los prescriptores tradicionales: periodistas, expertos…

Sin duda, el de los influencers es un tema polémico que genera controversia. Solo hay que ver los artículos que este fin de semana le dedicaban Expansión y El País. Malas prácticas por parte de influencers como las que se relatan en estas piezas las hay, pero también hay malas prácticas de marcas a la hora de contactar con influencers, y de esas se habla menos, como nos contaba María José durante la comida. Por poner un ejemplo: esa marca grande dispuesta a invertir en publicidad en medios tradicionales pero que espera que el blogger de turno le haga una reseña gratis, porque “gracias ha de dar de que le deje probar mi producto”.

Si algo me quedó claro durante la tertulia, que tuve el placer de moderar, es que detrás de todo influencer hay mucho esfuerzo. Al menos, detrás de los buenos, de esos que se han ganado su autoridad a base de trabajo duro y constante, y no por un tuit afortunado o una foto de Instagram caída en gracia. Ya dije en una ocasión que un influencer no se autodesigna, sino que es la comunidad quien lo reconoce. Y no me cansaré de repetirlo.

Esta tertulia se enmarca en la asignatura de “Social media strategy” del Máster universitario de la UOC en social media, que se ha lanzado este curso. ¡En solo unas semanas empezamos el semestre y la nueva edición de la asignatura! Seguro que los estudiantes disfrutarán con esta tertulia 🙂

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

3 thoughts on “Los buenos influencers trabajan duro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario