Lo virtual no es real… Y otros falsos mitos de la era digital 0


TwitterWhatsAppPinterestLinkedInMeneameGoogle GmailEmailPrintCompartir en

Pensar que, por haber nacido en la era de las redes sociales, los nativos digitales saben usar la tecnología de forma innata equivale a creer que nosotros nacimos sabiendo leer y escribir porque cuando vinimos al mundo ya se había inventado la imprenta. Esta explicación de José Luis Orihuela, profesor de la UNAV, es una de las mejores que he oído sobre el mito de los nativos digitales.

Con José Luis pasa lo mismo que con otros grandes pensadores de lo digital, como Genís Roca: aunque sigas su trabajo de cerca, hayas leído todo lo que han escrito y les hayas visto en acción en innumerables conferencias, con ellos siempre aprendes algo nuevo. Cada artículo, charla o podcast suyo vale la pena.

La semana pasada, José Luis estuvo en el IESE hablando del impacto de la hiperconectividad en la gestión de personas y aunque no pude acercarme para verlo en directo, he tenido la suerte de poder escuchar su charla más tarde, para un artículo que estoy preparando.

Otro falso mito que desmontó durante su charla fue el que opone virtual a real. “Deja ya las redes y vuelve al mundo real”. ¿Cuántas veces habéis oído esa frase? A menudo se confunde lo virtual con lo irreal: lo virtual no es físico pero es real. “Si compras un libro impreso en el mundo virtual, te descuentan el precio de tu cuenta bancaria y te llega un paquete a tu casa unos días después”, señaló José Luis.

El experto en comunicación digital desaconsejó prohibir a los jóvenes millennials que se conecten a Internet en horas de trabajo (aunque la reflexión sirve para cualquier persona hiperconectada). “Para ellos estar desconectados es como para nosotros vivir sin agua y sin luz. Decimos que ellos son adictos a las redes, pero nosotros también somos dependientes de la electricidad y del agua en nuestro día a día”. En lugar de prohibir, que solo genera rechazo, José Luis recomienda dar pautas para usar las redes con criterio.

“Enséñales que dejan una huella digital que se puede monitorizar y que puede afectar a su reputación y a la de la empresa”, dijo. Y añadió que 3 de cada 10 empresas rechazan a candidatos en procesos de selección por lo que encuentran de ellos en las redes, el mismo número de compañías que rechaza a candidatos por lo que no encuentra (por ejemplo, si se trata de un puesto para temas de comunicación).

Otro aspecto clave a tener en cuenta para todos los que nos dedicamos a la comunicación empresarial: en un mundo hiperconectado, el espacio físico deja de ser un límite. Hoy, tanto las personas que están dentro como fuera de la organización están conectadas y pueden estar emitiendo todo el tiempo. Eso significa que desaparece la frontera entre comunicación interna y comunicación externa. La comunicación interna se externaliza a través de las redes sociales: cualquier comunicado interno está a un clic de ser público.

Si os habéis quedado con ganas de más, en eCuaderno encontraréis un listado de lecturas recomendadas sobre hiperconectividad y gestión de personas.

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario