Sin embajadores no hay comunicación interna 0


TwitterWhatsAppPinterestLinkedInMeneameGoogle GmailEmailPrintCompartir en

Embajadores del cambio en la Ciudad del Agua. Embajadores en GNF. Miru Mentors en Canon. Podemos llamarlo como queramos, pero la esencia es la misma: embajadores internos que ayudan a contagiar la esencia del proyecto de comunicación interna a los demás trabajadores de la empresa.

En el caso de Grupo Agbar/ Suez, estos embajadores son los responsables de que “la comunicación fluya en las dos direcciones”, nos explicó Àngels Valldeperas, directora de Marketing y Comunicación de la empresa, en la IV Jornada de Casos Prácticos de Comunicación Interna organizada por Dircom & IESE. Hace referencia a la comunicación top-down y down-top, aunque cada vez más, la comunicación (como las organizaciones) es horizontal.

El perfil de embajador no tiene que ver con el cargo que se ocupa, sino con las habilidades de la persona: pueden ser directivos, mandos intermedios, becarios… Gracias a su ayuda, se conciencia a los empleados y se consigue su complicidad. Porque “sin complicidad no hay comunicación interna, no puede funcionar”, en palabras de Alejandro Kowalski, director de Comunicación de Gas Natural Fenosa.

“No hay que tener miedo a la desintermediación y el empowerment ciudadano”, señalaba M. Lluïsa Martínez Gistau, presidenta de Dircom Catalunya, en la presentación de la jornada. De hecho, aunque el encuentro se centraba en la comunicación interna, quedó claro que las fronteras entre interno y externo cada vez están más diluidas.

“Ya nadie entiende una acción de comunicación externa que no esté alineada con la comunicación interna”, aseguró Martínez Gistau. No es algo nuevo que todo proyecto de comunicación interna debería ser explicado antes internamente, pero cada vez es más relevante. No puede ser que los empleados se enteren de algo a través de la prensa, como nos explicaba Valldeperas.

La clave está en que personas como tú hablen bien de cosas que te interesan a ti. Y los empleados son percibidos como fuentes muy acreditadas”, también en comunicación externa, añadió Martínez Gistau, dircom de CaixaBank, que nos explicó que la entidad bancaria está trabajando mucho en iniciativas de employee advocacy.

En la jornada, Àngels Valldeperas explicó el proyecto de la Ciudad del Agua, un cambio de edificio del Grupo Agbar/ Suez que se aprovechó para cambiar la cultura organizacional. Alejandro Kowalski presentó el proyecto Seguridad y salud, con el que Gas Natural Fenosa busca conseguir reducir a 0 los accidentes laborales, lo que también requiere un cambio de cultura dentro de la empresa.

Al final, no es posible lograr un cambio de cultura sin la complicidad y el apoyo de los empleados. Y, para conseguir ambas cosas, es clave el papel de los embajadores internos y de la comunicación interna, como demuestran los casos expuestos anteriormente. Como nos recordaba Kowalski, una buena comunicación interna puede cambiar el comportamiento de los empleados, sensibilizarlos y cambiar la cultura de la organización.

 

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario