BLOG-O-CORP

 

Comunicación digital, narrativas digitales y comunicación interna por Cristina Aced

Sin empatía no hay comunicación

por | Dic 14, 2017 | Comunicación corporativa | 1 Comentario

La empatía es la base de la comunicación, comentábamos hace unos días con Patricia de Andrés, Mando Liussi y Eva Sanagustín. El azar quiso que 2 días más tarde empezara a leer el libro Comunicación emocional, de Eduardo Lazcano y me encontrara con esta reflexión:

“La empatía es la base de todo proceso de comunicación porque si no somos capaces de sentir lo que siente el que tenemos delante, difícilmente podremos provocar emociones o influir en aquellos que nos rodean. No se trata de ‘saber’ lo que siente el otro, se trata de ‘sentir’ lo que siente el otro. Comprender lo que siente el otro no es empatía, es raciocinio”.

Hoy, haciéndole una entrevista a Lucía Ceja, doctora en psicología positiva y buena amiga, me explicaba que la empatía es el punto de partida para establecer una relación sana y positiva. Si no eres capaz de ponerte en la piel del otro difícilmente podrás conectar con esa persona.

Curioso que en cuestión de días varias personas me hayan hablado de empatía en contextos totalmente distintos en los que este tema no siempre era previsible. ¿Casualidades, azar, serendipia? Sea como sea, la coincidencia de estos 3 impactos me ha inspirado a escribir este post.

Los que nos dedicamos a la comunicación a nivel profesional sabemos que, muchas veces, como emisores, nos centramos tanto en nosotros mismos que nos olvidamos del receptor. Olvidamos que la comunicación, sin un interlocutor, es un monólogo. Para lograr una comunicación efectiva hacen falta como mínimo 2 personas dispuestas a escucharse y predispuestas a entenderse.

La empatía es la base de la comunicación, como decía al principio de este post. ¡Cómo mejoraría la comunicación de las empresas si fueran capaces de ponerse en el sitio de sus receptores! Menos mirarse el ombligo y más pensar en el otro. No es nada nuevo, ¿verdad? Pero no está de más recordárnoslo de tanto en tanto. Y, por las fechas en las que estamos, bien podría ser un buen propósito para el nuevo año, ¿no os parece? 🙂

Suscríbete

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar…

¿A qué suena tu marca?

Como muchos ya sabréis porque lo habéis visto en mis redes sociales, acabo de ser mamá por segunda vez 🙂 Álex llegó...

1 Comentario

  1. Komorebi

    Gracias por el Post y por la reflexión final: «menos mirarse el ombligo y más pensar en el otro» (…) «no está de más recordárnoslo de tanto en tanto». Sobre todo en un momento como el actual donde la crispación y la banalización de las palabras parecen ser las reinas de la comunicación en todos los ámbitos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Libros de comunicación para regalar(se) - […] para variar las emociones”. Eduardo Lazcano profundiza en la comunicación emocional (en la que la empatía tiene un papel…

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Te doy la bienvenida a Blog-o-corp!

Tengo un regalo para ti :)

He preparado un Recetario de narrativas digitales súper práctico con más de 20 herramientas gratuitas que te ayudará a crear los mejores contenidos digitales para tus redes sociales.

Solo tienes que suscribirte a mi newsletter para descargarlo.

Consentimiento

¡Ya casi estamos!Confirma tu suscripción en tu correo electrónico y… ¡recibirás el recetario por e-mail!

Pin It on Pinterest