Diplomacia corporativa

Share

diplomaciaMe comentaban el otro día que Sol Meliá tiene un departamento de diplomacia corporativa, algo que me sorprendió. Se trata del Gabinete Institucional y Diplomacia Corporativa, que dirige Esther Trujillo. Es la primera empresa española en contar con este departamento, leo en El País, aunque no es la única que se ocupa de estos temas. También Iberdrola, Técnicas Reunidas, Santander, Telefónica o Repsol cuentan con profesionales dedicados a estas funciones, cuyos perfiles suelen tener algo en común: un pasado diplomático (no es casualidad, atendiendo al nombre de la disciplina).

¿Cuál es la función de esta área? “Gestionar las Relaciones Institucionales, la Comunicación Corporativa, el Diálogo con los Stakeholders y la Reputación Corporativa de la compañía”, explica Sol Meliá en su dossier de prensa. Ellos lo ligan a su compromiso de desarrollo sostenible. Según la RAE, diplomacia es la “ciencia o conocimiento de los intereses y relaciones de unas naciones con otras”.

La importancia de las relaciones institucionales no es nueva en el mundo empresarial, pero parece que va ganando peso en la estrategia de muchas organizaciones.  Como cabía esperar, no es algo nuevo en Estados Unidos, donde ya vienen practicando la corporate diplomacy desde hace tiempo.

Agencias como Bassat Ogilvy Comunicación y Mas Consulting ya ofrecen servicios de diplomacia corporativa, y otras como Global Strategies están especializadas en ese ámbito. Un nuevo campo a explorar que me parece de lo más interesante.

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario

6 ideas sobre “Diplomacia corporativa”

Share
Share