¿Márketing de contenidos o redacción?

Share

teclas_maquina_de_escribir

Vaya por delante (#yoconfieso) que me gusta analizar por qué llamamos a las cosas de una forma y no de otra. Forma parte de mi especial relación con las palabras (lo de especial lo digo yo, ellas aún no se han pronunciado).

Ayer estaba echando un vistazo al material de la asignatura redacción periodística de la UOC en el repositorio en abierto O2 y me llamó la atención el título del módulo 1: “sea sexy”. El material es obra de Lluís Pastor y forma parte de los estudios de Publicidad y Relaciones Públicas.

“Sea sexy”, así planteado, quizá alguien diría que tiene más relación con el márketing de contenidos (traducción del “content marketing”) que con la redacción periodística. Eva Sanagustín publica cada lunes una muy recomendable newsletter sobre marketing de contenidos, sobre el que también imparte un curso en el Cibernàrium.

Precisamente leyendo el material de este curso (que podéis consultar en su Slideshare), volví a preguntarme: ¿por qué llaman márketing de contenidos a lo que yo llamo redacción? Supongo que mi deformación profesional tiene mucho que ver en esta pregunta: estudié periodismo. También por formación me siento más cómoda definiéndome como consultora de comunicación y no de márketing.

Mientras leía el dossier de márketing de contenidos de Eva, me di cuenta de que comparto lo que allí se explica (algo que ya sabía, que de este tema hemos hablado largo y tendido con Eva, y ¡la de conversaciones que aún nos quedan!), solo que para mí eso es redacción, no márketing. Y la misma sensación he tenido cuando he ojeado la revista Content Marketing, en la que ahora colabora el Grupo BPMO (¡enhorabuena, chicos, buen proyecto!). “Sí, estoy de acuerdo, pero yo a eso lo llamo redacción”.

Desde mi punto de vista, antes de escribir cualquier texto es necesario preguntarse a quién nos dirigimos (público), para poder adaptar el estilo y la redacción a sus necesidades. También hay que preguntarse qué le gusta a este público, para intentar seducirle y captar su atención (persuadirle). Llamémosle a esto redacción o márketing de contenidos: en el fondo nos estamos refiriendo a lo mismo, aunque la forma de llamarlo sea distinta.

Quizá todo se deba a que márketing de contenidos vende más que llamarlo redacción… De la misma forma que queda más chic decir storytelling que contar historias, o social media que medios sociales. ¿Será que dicho en inglés todo suena más importante?

En conclusión, creo que esto demuestra que no dejamos de etiquetar y etiquetarnos una y otra vez. Supongo que forma parte de nuestra necesidad de ponerle nombres y apellidos a todo, y de querer organizarlo en compartimentos claros y bien definidos. Y no, en la vida no todo es blanco o negro. De hecho, los matices son los que aportan color, ¿no os parece?

Y vosotros, ¿lo llamáis márketing de contenidos o redacción?

PD: muy recomendable también el blog Estilo, manual de estilo para los nuevos medios, iniciativa de Fundéu.

>> ¿Te ha gustado este post? ¡Suscríbete a la newsletter y recibirás los próximos artículos en tu correo!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

* Es necesario aceptar la política de privacidad para publicar el comentario

*

Acepto la política de privacidad y quiero publicar mi comentario

30 ideas sobre “¿Márketing de contenidos o redacción?”

Share
Share