El poder de la comunicación interna: los casos de Sanofi y Telefónica 4

En el último post compartí el decálogo para una buena gestión de la comunicación interna que presentó Jordi Garcia Tabernero, en la sesión Comunicación Interna en la empresa: ¿Cómo poner en valor al empleado?, organizada por el Institute for Media and Entertainment del IESE (IME-IESE ) y Dircom Catalunya. Hoy os propongo descubrir dos experiencias reales de comunicación interna: el documental “Hoy mismo” de Sanofi y la presentación de los resultados económicos de Telefónica a sus trabajadores. En la sesión también se presentó el caso de Gas Natural Fenosa, pero como no pude quedarme a escucharlo, no lo he incluido en el post.


Imagen: Shutterstock – Nitichai

Decálogo para una buena gestión de la comunicación interna 4

Imagen: Shutterstock – Nitichai

Imagen: Shutterstock – 

Ayer asistí a la sesión Comunicación Interna en la empresa: ¿Cómo poner en valor al empleado?, organizada por el Institute for Media and Entertainment del IESE (IME-IESE ) y Dircom Catalunya.

La comunicación interna sigue siendo una de las grandes olvidadas en la empresa, como explicó Ignacio Bel, gerente del IME-IESE y profesor de comunicación de la Universidad Complutense de Madrid.

Para contribuir a subsanar este olvido y situar la comunicación interna en el lugar que le corresponde dentro de la estrategia empresarial, Jordi Garcia Tabernero, presidente de Dircom Cataluña y dircom de Gas Natural Fenosa, ofreció diez consejos. “Se trata de principios generales sobre comunicación interna y algunos son muy básicos”, dijo, pero es esencial tenerlos claros antes de diseñar cualquier estrategia de comunicación interna:


Tres maneras de enfocar la transparencia: el caso Germanwings, la FIFA y el mutismo del PP 3

Imagen: Shutterstock – kzww


Imagen: Shutterstock – 

Esta semana he leído varias noticias que me han hecho pensar en las diferentes lecturas sobre el significado de la transparencia que pueden hacer las instituciones. Ya hemos comentado en otros posts que hoy en día las personas pedimos a las organizaciones que sean honestas, coherentes y auténticas, es decir, que sean flawsome y practiquen la slow comm. Es curioso ver como algunas lo intentan, mientras que otras deciden conscientemente tomar el camino contrario.

Imagen: Shutterstock – kzww